Planificación familiar

 

Nuestros doctores te aconsejarán cuál es el mejor método en función de tu situación personal y tu historial médico.

 

Los métodos de planificación familiar más frecuentes son los siguientes:

 

  • De Barrera: su finalidad es bloquear el paso de espermatozoides al canal cervical. Todos ellos se tienen que colocar antes del coito pero, en líneas generales, el más utilizado, práctico y efectivo es el preservativo o condón.
    • Preservativo masculino. Para disminuir la tasa de embarazo, hay que ponerse el preservativo en todas las relaciones sexuales.Debemos elegir este método siempre que no utilicemos ningún método anticonceptivo o, aunque utilicemos otro método, no sea una relación con la pareja habitual. Tiene la ventaja adicional de evitar las enfermedades de transmisión sexual. Existen normas básicas para evitar las infecciones: utilizar un nuevo condón en cada coito, manejar el preservativo de forma cuidadosa para evitar dañarlo con las uñas, colocarlo anes de cualquier contacto genital con la pareja y cuando el pene está erecto, evitar que quede aire almacenado en la punta y asegurar una adecuada lubricación durante el coito (si se usan lubricantes externos que sean derivados del agua como la glicerina y no los derivados oleosos como la vaselina).

              

    • Preservativo femenino
    • Diafragma
  • Hormonales combinados: están basados en una combinación de estrógenos y gestágenos que, con el uso diario, bloquean la ovulación. La administración cíclica del fármaco simula el ciclo ovárico de tal manera que la usuaria, de forma general, deberá administrarse el anticonceptivo durante 21 días seguidos y, a continuación, no tomarlos durante 7 días. Se tendrán ciclos o menstruaciones cada 4 semanas. Los anticonceptivos hormonales no engordan y no existe indicación para descansar periodicamente. Los primeros meses, la usuaria puede manchar ligeramente y luego se normalizará. Las reglas suelen ser más escasas y menos dolorosas.
    • Parche (por vía transdérmica). Sólo hay una presentación. Es un método hormonal combinado, cuyo efecto anticonceptivo es liberado a la sangre a través de la piel. Se coloca en la piel mediante un adhesivo (una fina lámina de color beige) y se cambia a la semana. Cada envase contiene tres parches y se coloca uno a la semana durante tres semanas. El parche está diseñado para que tenga efecto durante siete días. El parche se debe aplicar sobre la piel limpia, seca, intacta, sin cremas y depilada (sin vello). Las zonas donde se puede aplicar son: las nalgas, el abdomen, la parte externa y superior del brazo y la parte superior del tronco, en una posición en la que no sufra el roce continuo de la ropa ajustada. Si se ha puesto correctamente, se pueden desarrollar todas las actividades cotidianas (incluso ducharse, ir a la sauna o bañarse) sin tomar precauciones especiales. En caso de olvido del parche, tienes un margen de seguridad anticonceptiva de 2 días completos, a partir de la segunda semana de cada ciclo.
    • Pildora combinada (por vía oral). Tiene muchas presentaciones. Si eliges este tratamiento consulta con tu médico para que te oriente cuál es el más adecuado para ti. Cada envase contiene 21 ó 28 pastillas. Siempre se comienza el tratamiento el primer o segundo día del ciclo (el primer día del ciclo es el primer día de la regla). Hay que tomar una pastilla todos los días a la misma hora aproximadamente. Si los envases son de 21 pastillas, cuando se termina la última pastilla hay que estar 7 días sin tomar y, al octavo día, se comienza la primera pastilla del siguiente envase. Por lo tanto, se toma la píldora durante tres semanas y se descansa la cuarta semana.

    Si los envases son de 28 pastillas, al terminar la última, a las 24 horas debes comenzar la primera pastilla del siguiente envase. La menstruación la tendrás cuando estés tomando las últimas pastillas, ya que éstas son "placebo". Este método anticonceptivo dura todos los días del mes. Si se te olvida tomar una pastilla (y no han pasado 12 horas), te la tienes que tomar. Si han pasado más de 12 horas no hay que tomarla, pero es necesario usar el preservativo para evitar el embarazo.

    • Anillo vaginal (por vía vaginal). Sólo tiene una presentación. Es un método hormonal combinado y su efecto anticonceptivo es liberado a la sangre a través de la mucosa vaginal. La primera vez que lo utilizamos, debemos colocar el anillo en la vagina el primer día de la regla y permanecer dentro de la vagina tres semanas seguidas. Posteriormente se retira y estamos una semana de descanso para volver a colocar otro anillo a los 7 días de haberlo retirado (el mismo día de la semana y aproximadamente a la misma hora). Antes de quitar el anillo, hay que lavarse las manos y escoger una postura cómoda para colocarlo. Para introducir el anillo en la vagina, se sujeta el anillo entre los dedos índice y pulgar, presionando los lados opuestos y posteriormente se introduce hasta el interior de la vagina. Para retirarlo, se engancha con los dedos y se tira hacia el exterior. Se puede comprobar si el anillo se encuentra en el interior de la vagina.
  • Hormonales progestagenos. Son métodos que contienen sólo gestágenos y no tienen estrógenos. Ofrecen otra perspectiva de anticoncepción y permiten satisfacer las necesidades individuales de cada mujer. La administración del fármaco se realiza de forma continua y suprimen la ovulación. A veces no controla correctamente el ciclo y puede provocar pequeñas pérdidas de sangre. La mujer debe aceptar un patrón de sangrado. Tipos:
    • Implante (por vía subcutánea). Se trata de una pequeña varilla que se inserta debajo de la piel en la cara interna del brazo. La varilla va liberando una hormona que impide la ovulación. El tratamiento anticonceptivo dura tres años y transcurrido este tiempo hay que retirarlo y se puede poner otro. Tanto la inserción como la extracción es sencilla. Si deseas quedarte embarazada, después de la extracción comienzas a ovular generalmente desde el primer mes. 
    • Minipildora (por via oral). Viene en envases de 28 comprimidos con 75 mg de desogestrel. Se toma de forma continuada, comenzando con el primer o segundo día de regla. Este anticonceptivo se puede tomar durante la lactancia. Puede provocar falta de la regla y, a veces, provoca pequeñas pérdidas de sangre.
    • Inyectable (por via intramuscular). La paciente tiene que ponerse una inyección mensual o trimestral de gestágenos. El tratamiento bloquea la ovulación y la primera inyección se tiene que poner entre el primer y tercer día de regla. La mayoría de las mujeres recuperar la fertilidad a los tres meses de la última inyección. El uso continuado retira la regla y la mujer, alguna vez, puede tener pequeñas pérdidas de sangre.
  • Dispositivo intra uterino (DIU): el DIU es una pieza de plástico que puede tener diferentes formas, aunque generalmente en forma de T. Se introduce dentro de la cavidad del útero donde realiza la función anticonceptiva. Es de alta efectividad y de larga duración (3-5 años). La colocación y la retirada del DIU son sencillas: no influye en las relaciones sexuales y no altera el ciclo ovárico. En los últimos años se han insertado diferentes tipos de DIU, pero los más utilizados son los portadores de cobre y los liberadores de progesterona. Tipos: 
    • DIU de cobre. Dura de tres a cinco años y, a veces, puede provocar un aumento del sangrado y dolor durante la regla, No altera el ciclo ovárico y la mujer continúa generando sus hormonas de forma natural. 
    • DIU progesterona. Dura cinco años y suele provocar reglas menos abundantes incluso, en ocasiones, pueden desaparecer. Esto se debe a la acción local de la progesterona sobre la mucosa del endometrio. No altera el ciclo ovárico y la mujer continúa generando sus hormonas de forma natural. 
  • Métodos quirúrgicos. Los métodos quirúrgicos se deben considerar métodos definitivos o irreversibles. Cuando se elija esta opción hay que tener claro que no se desean tener más hijos. 
    • Ligadura tubarica (para la mujer). Consiste en la coagulación, sección o ligadura de las trompas de Falopio (es el conducto que une los ovarios con el útero). Esta técnica se realiza mediante laparoscopia de forma ambulatoria y requiere anestesia general. La paciente permanece en el centro sanitario durante 3 horas y requiere reposo en domicilio durante 48 horas.
    • Vasectomía (para el hombre). Consiste en la sección y ligadura de los conductos deferentes (son los conductos que transportan los espermatozoides hasta que se mezclan con los líquidos seminales). La técnica es sencilla y eficaz. Se realiza con anestesia local y se puede realizar vida normal después de la intervención. Hasta que realicemos un análisis del semen (a los 2-3 meses), que nos confirme la ausencia de espermatozoides, se deben tomar medidas para evitar el embarazo.